SEGUINOS EN

Samsung Galaxy S III i9300, Análisis de sus Características

13 May 2014

El Galaxy S3 estaba destinado a causar un gran revuelo desde el inicio, desde mucho antes de ser lanzado oficialmente.

Pero no la tenía nada fácil. Al ser nombrado el mejor celular Android de 2011, su predecesor, el Galaxy S2, puso la vara muy alta, lo que condujo a lo que ahora se llama cariñosamente el síndrome del iPhone 4: tener expectativas muy poco realistas.

A medida que se rumoraba la llegada del lanzamiento, todo el mundo se lanzó a opinar sobre lo que podría incluir (nosotros también, es cierto). Y cuando finalmente vimos el smartphone con Android 4.0, una palabra nos vino a la mente tras  meses de una emoción muy parecida a la de la  Navidad: plástico.

Sabemos que la calidad de construcción de Samsung no es la mejor, pero tuvimos problemas para esconder la ligera decepción que la firma surcoreana nos dejó, especialmente sabiendo que HTC acababa de lanzar el One X - un hermoso smartphone de armoniosa estética y  gran calidad.

Afortunadamente, tras una semana con el dispositivo, nuestro principal problema - su plasticosidad - se desvaneció y ahora estamos casi convencidos de que podría ser uno de los celulares del año. Todo un cambio de opinión.

Diseño

Aunque el Galaxy S2 no era una pintura al óleo, su perfil delgado y su gran pantalla nos impresionó mucho. El Galaxy S3 es un poco más grueso y tiene una pantalla más grande, mantiene un  perfil relativamente delgado y por ello resulta cómodo en el bolsillo y en la mano.

Quienes tengan manos pequeñas lo encontrarán algo incómodo de manejar, y eso es un argumento válido. No todo el mundo quiere un smartphone  grande, pero la combinación de materiales ligeros, plástico suave y una cintura delgada garantiza que el tamaño no se enfatiza a la ligera.

Nuestra muestra era de color blanco, que en realidad parece menos barata que el modelo azul "piedra". Recubierto de Hyper Glaze, un elegante término de marketing para el plástico utilizado, el blanco esconde muy bien  las marcas de dedos a pesar de que atrae la pelusa de la ropa. No parece muy inteligente, especialmente con el discreto logotipo de plateado de Samsung que adornan la placa trasera.

Lleva además un borde plateado a su alrededor, en el poco espacio libre que deja la gran pantalla de 4,8 pulgadas. De hecho, tuvimos que comprobar que el número dos veces para estar seguros de lo grande que es. Parece casi del mismo tamaño que el Lumia Nokia 900 o el Motorola Razr Maxx, pero la pantalla es mucho más grande, una hazaña impresionante.

Samsung ha decidido mantener un botón de inicio de hardware, lo que facilita encontrarlo si no se mira directamente o en condiciones de poca luz. A la derecha está el botón "atrás", que se ilumina en color blanco brillante cuando se presiona. A la izquierda hay un botón que presenta las opciones.

Ha desaparecido el botón de búsqueda presente en algunos celulares Android, pero una barra de búsqueda de Google en la pantalla de inicio hace que esto no sea un problema.

Lamentablemente, no hay ningún botón dedicado para la cámara, que es una pena dada su calidad, pero la falta de botones adicionales contribuye al atractivo minimalista del GSIII.

Hardware

El Galaxy S II es muy potente y el Galaxy S III sigue los mismos pasos. Un procesador Exynos 4212 de cuatro núcleos a una velocidad de 1.4GHz asegura que sea rápido como un rayo. De hecho, se ha demostrado que es más rápido que el poderoso Qualcomm Snapdragon S4, que es el estándar de referencia.

Basta decir que ninguna tarea le supondrá un problema, y que juegos como Shadowgun se ven increíbles. Las tasas de fotogramas se mantienen altas y constantes, lo que garantiza que nada restará valor a la acción en la pantalla.

1 GB de RAM y varias opciones de almacenamiento hasta 64 GB aseguran una gran velocidad para apoyar al procesador, y suficiente espacio de almacenamiento para guardar todas sus canciones.

Una GPU Mali 400 proporciona el empuje necesario a los efectos visuales, y ha demostrado estar más que a la altura para esa tarea.

Un aspecto negativo de toda esta potencia es el calor. Jugar durante mucho tiempo calienta bastante la cubierta trasera del dispositivo, pero no es incomodo. En el peor de los casos, lo que te puede pasar es que te suden las manos.

Pantalla

Una pantalla de 4,8 pulgadas no es pequeña en absoluto, pero como ya hemos dicho el Galaxy S3 se las arregla para albergarla excepcionalmente bien. Al más típico estilo Samsung, luce la tecnología Super AMOLED, lo que significa que los colores son vibrantes y cálidos.

Para los fanáticos de los colores menos saturados, hay cuatro modos para ajustarlos. El modo dinámico ofrece los colores más vivos que pueda imaginar, y el modo Movie hace que las cosas parezcan más naturales. Probando los cuatro decidimos que los dos del medio (estándar y natural) eran los más agradables a la vista.

Gracias a una pantalla de 720x1280 píxeles, el detalle es excepcional. Estamos hablando de una densidad de píxeles de 306ppi (píxeles por pulgada), lo cual es increíble en una pantalla de este tamaño. No nos engañemos, la calidad de vídeo HD es fantástica,  igual que  las fotos.

Shadowgun, Epic Astro Story y Muffin Knight se ven casi tan bien en el Galaxy S3 que en la fantástica pantalla Bravia del Sony Xperia S.

En resumen, la pantalla es de primera categoría, pero algunos miembros del equipo han comentado que podría ser un poco más brillante y que la claridad no es tan buena como la del Xperia  S de Sony.

Cámara y video

Una vez más, el Galaxy S2 tenía una cámara y un video excelentes. Sammy, ha mantenido estos elementos en el S III, y ha incluído una cámara de 8 megapíxeles y grabación de vídeo de 1080p.

Cuando se filma a 1080p la reproducción del color es excelente, y el enfoque automático se adapta rápidamente a los objetos en rápido movimiento. Evita la exposición excesiva y el desenfoque con relativa facilidad, a pesar de que una mano firme definitivamente recompensa con mejores resultados,  igual que con cualquier cámara digital.

El zoom digital funciona bien, pero al acercarlo demasiado mostrará gran cantidad de píxeles. Utilizarlo también puede ser incómodo, así que olvídelo si desea filmar tomas complicadas para un proyecto escolar o similar.

Android Ice Cream Sandwich 4.0 escatima un poco en las características de la cámara. Puede editar accesos directos, el valor de la exposición y ajustar algunos de los efectos, pero necesitará algo como Instagram o Photo Editor (que necesitará descargar si quiere editar las fotos en el dispositivo) para añadir filtros más avanzados o cortar imágenes.

Un modo de disparo en ráfaga permite tomar rápidamente un montón de fotos en una secuencia, y elegir luego la mejor.

Es un poco al azar, pero era de esperarse - es algo muy subjetivo que corre  a cargo de un complicado algoritmo, por lo que el ojo humano sigue siendo el mejor juez. Aun así, la mejor foto parecía favorecer el contacto visual y la sonrisa (en caso de personas).

Definitivamente, estamos impresionados con las características de la cámara de Android 4.0  ya que el diseño es sencillo, fácil de usar y en consecuencia  accesible. Gracias a la cámara del Galaxy S3, los resultados son realmente impresionantes.

Sistema operativo

Nunca nos hemos opuesto a TouchWiz 4.0 en el GSII - en realidad es mucho menos desordenada que su equivalente Sense en HTC, pero actualmente estamos a favor de un enfoque más simple. Afortunadamente, navegar en Ice Cream Sandwich Android es mucho más sencillo, aunque si planeas mover cosas de un lado a otro es posible que desees  contar con una aplicación de administración de archivos.

Se puede deslizar a un acceso directo directamente desde la pantalla táctil, aunque su funcionamiento no resulta obvio a primera vista. Arrastramos el dedo sobre el icono de la cámara una y otra vez, pero en realidad se supone hay que arrastrar el dedo hacia arriba (y ocurre lo mismo para los otros accesos directos: celular, ChatOn y el navegador).

En la parte inferior de cada pantalla de inicio hay una fila permanente de botones que se corresponden (de izquierda a derecha) con  teléfono, contactos, mensajería, Internet y el cajón de las aplicaciones. Puedes poner ahí  lo que quieras, así que es perfecto para las tareas más utilizadas.

Por encima de ellos, en las siete pantallas, puedes colocar lo que quieras. La página del medio, por defecto, lleva la barra de búsqueda de Google, un widget bastante bonito del tiempo y de la hora, y otros atajos. Es muy sencillo, agradable a la vista y como con todos los smartphones Android, se puede cambiar casi cualquier cosa con algo como Launcher Pro.

Samsung dejó muy claro en la presentación del Galaxy S3 que se centraba en ser una experiencia natural. Aunque la acuosa pantalla de desbloqueo y el efecto de sonido que la acompaña son refrescantes, no hay mucho más. Esto no es malo- nos gusta Android 4.0 en su versión original, por lo que felicitamos a Samsung por mantenerse al margen en gran medida.

Eso no significa que Samsung no haya aportado nada. Una de nuestras características favoritas es la que permite acercarte el celular a la oreja para realizar una llamada si ya te has cansado de escribir un mensaje de texto. Pequeñas adiciones como esta quizá no suenen interesantes, pero es el tipo de cosas que tienen sentido y que sorprenden agradablemente cuando ves que está ahí.

Smart Stay, otra adición de Samsung, está destinado a evitar que la pantalla se oscurezca y acabe bloqueándose mientras la miras.  En la parte superior aparece un pequeño indicador en forma de ojo para recordarte que está trabajando, lo cual es muy útil ya que el sistema parecía ignorarnos.

Podríamos cerrar los ojos o mantenerlos abiertos y la pantalla seguía activa. Otras veces Smart Stay parecía ignorarnos por completo. Dada la falta de fiabilidad, es definitivamente más apantallante que útil, y quizá la razón por la que esta opción viene desactivada por defecto.

S Voice  es una prueba de lo mucho que le gusta a Samsung copiar a Apple. O, al menos, tomar ideas prestadas. Lamentablemente, Voice S es aún más inútil que Siri, que nunca utilizamos. Pedir que busque en Google algo como "gafas de sol Ray-Ban" nos llevó a: "gafas de sol de Radio". Los acentos resultaban más difíciles incluso, por lo que resulta bastante inútil. Ni siquiera se puede pedir que tome nota de tus citas, o al menos nosotros no pudimos.

La última gran adición es  ventana-en-ventana. Esto te permite ver un vídeo mientras miras a la pantalla de inicio o navegar por la web. Sólo se pueden utilizar los vídeos almacenados localmente, por lo que los vídeos de YouTube están fuera de la cuestión. Pero puede resultar útil si necesitas realizar varias tareas con el vídeo, y esperamos que mejore con el tiempo para permitir dos tareas en paralelo, al estilo Windows 7/8.

Uso general

Aparte del tamaño del dispositivo, que parecerá enorme a los usuarios de celulares corrientes y a cualquier antiguo dueño de un Galaxy Ace, el Galaxy S3 es fácil usar. Es cómodo en el bolsillo al menos desde la perspectiva de un hombre, y es lo suficientemente sólido como para dar la sensación de que no acabará hecho añicos. Aparte de la eliminación de la frágil cubierta  trasera, no experimentamos problemas, bloqueos inesperados u otros incovenientes.

Android 4.0 ha llegado a pasos agigantados y ahora sin duda lo recomendamos a todos los novatos de los smartphones, así como a los amantes de la tecnología. Y, por supuesto, Google Play (antes  Android Market) tiene una obscena cantidad de aplicaciones y juegos para disfrutar, lo que te mantendrá ocupado durante la duración de tu contrato.

La gran pantalla es propensa a los reflejos, sobre todo cuando sale el sol, y el panel trasero es liso y bastante resbaloso. Teníamos la secreta esperanza de obtener un chasis como el del HTC One X. No hay nada como un poco de metal en un dispositivo de alta calidad.

La calidad de las llamadas es genial y experimentamos menos pérdidas de señal de lo que estamos acostumbrados. Dependiendo de tu red, pero el Galaxy S III debería funcionar como un buen celular.

Batería
A diferencia de los procesadores de cuatro núcleos Nvidia Tegra 3, Samsung ha logrado optimizar muy bien los Exynos. Incluso con un montón de juegos, vídeos y música, logramos un día de uso con facilidad, a veces dos si teníamos algo más de cuidado. Para un smartphone tan potente como el Galaxy S3, es un gran logro ver una buena duración de la batería.

Conclusión
¿Cuál es nuestro veredicto? Bueno, no lo devolveríamos, que es exactamente lo que sentimos en su momento con el Galaxy S II. Una vez más, Samsung ha demostrado ser el rey del reino Android y no hay duda de que los Galaxy S III volarán de los estantes, aunque no es un cambio tan grande respecto a su predecesor.

No es tan perfecto y creemos que una gran parte de las adiciones de Samsung son más efectistas que útiles, pero realmente no importa cuando el resto del equipo funciona tan bien.

Cargado con Android 4.0, es posible que sea smartphone más potente del mundo, un bastión del diseño inteligente cuya única decepción es uso del plástico. Colocar una pantalla de ese tamaño en un dispositivo de ese tamaño no es tarea fácil, pero realmente vale la pena.

Si quieres lo mejor de lo mejor de Android, el GSIII debería estar en tu lista de posibilidades, junto con el Sony Xperia S, el HTC One S y el One X. No te equivocarás con ninguno de ellos.

Comentarios

Politica de Privacidad | Terminos | Contacto
© 2017 telefonosgsm.com Todos los derechos reservados.